viernes, 7 de octubre de 2011

Sobre la razon y la libertad

La culminación del interés del investigador social por la historia es la idea que llega a formarse de la espoca que vive.
Todos los investigadores sociales clásicos se han interesado por las características sobre salientes de su época y por el problema de cómo se esta haciendo en ella la historia.
En la actualidad los hombres buscan en todas partes saber donde estan, a donde van y que pueden hacer algo sobre el presente como historia y el futuro como responsabilidad.
Estamos al final de la que se ha llamado Edad Moderna. Así como la edad antigua fue seguida de varios siglos de predominio oriental, que los occidentales llamaron, con sentido provicional, la edad media o la edad oscurantismo, así ahora la edad moderna empieza a ser guiada por una edad posmoderna.
El liberalismo se ha interesado por la libertad y la razon como hechos supremos en los que afecta al individuo; el marxismo, como hechos supremos en lo que afecta al papel del hombre en el hacer político de la historia.
Resulta que la ciencia no es un segundo advenimiento tecnologico, que sus tecnicas y racionalidad tengan un lugar central en una sociedad no quiere decir que los hombres vivan racionalmente y sin mitos, fraudes, ni supersistiones.
Realmente, es el hecho de reconocer su caracter, de su falta de formulacion, el rasgo mas importante de problema contemporaneo de la libertad y de la razon.
Desde el punto de vista del individuo, mucho de lo que ocurre parece resultado de manipulaciones, de gestiones; los que ejercen el poder creen muchas veces no necesitar hacerla implícita y justificada.
No es extraño que la idea de la individualidad se haya hecho controvertido: es nuestro tiempo, lo que esta en discusion es la naturaleza misma del hombre, la imagen que nosotros tenemos de sus limites y posibilidades como hombres.
Los problemas y las inquietudes susitados por la crisis de la razon y de la libertad no pueden, naturalmente formularse como un gran problema único, pero tampoco pueden ser planteados y mucho menos resueltos, manejando microscopicamente cada uno de estas como una serie de problemas en pequeña escala o de inquietudes confinadas por una dispersion del ambiente.
La libertad no es meramente la oportunidad de que uno actue como le plazca ni es simplemente la oportunidad de elegir entre alternativas dadas.
Los valores implicitos en el problema cultural de la individualidad esta conveniente ecarnada en todo lo que sugiere la idea del hombre del renacimiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada